NOTICIA


Declaración del Aberri Eguna

2020-04-10T17:24

Celebraremos el Aberri Eguna en un contexto de confinamiento, duelo e incertidumbre. Nos adherimos a la convocatoria presentada por la iniciativa Euskal Herria Batera.

En medio de esta crisis sanitaria y socioeconómica, la necesidad de una república vasca basada en la soberanía popular y en valores contrapuestos a los del capitalismo neoliberal es más evidente que nunca.

El Aberri Eguna de 2020 lo celebraremos en un contexto de confinamiento, duelo e incertidumbre. En plena emergencia, Euskal Herria ha sabido reaccionar con previsión e imaginación, cumpliendo escrupulosamente las medidas necesarias para hacer frente a la pandemia desde el inicio de la crisis, pese a la actitud imprudente y tardía de sus máximos dirigentes. Así, se han organizando redes de cuidado para satisfacer las necesidades de las personas más vulnerables; se han promovido iniciativas imaginativas de la mano de agentes culturales; se han puesto en marcha iniciativas solidarias con las personas que están en primera línea de la lucha contra la pandemia; se han realizado protestas ruidosas contra el ejército español...

Sin embargo, no podemos obviar la manifiesta falta de recursos necesarios para actuar adecuadamente contra esta crisis: es un hecho que al carecer de un estado propio nos es imposible tomar decisiones aquí en función de las necesidades e intereses de la ciudadanía vasca; así mismo, el estado de vulnerabilidad de la sanidad pública y de amplios sectores sociales es enorme, fruto de las políticas neoliberales llevadas a cabo durante largos años tanto desde Madrid y París como desde Gasteiz e Iruñea.

Así, en este Aberri Eguna y en medio de esta crisis sanitaria y socioeconómica, la necesidad de una república vasca basada en la soberanía popular y en valores contrapuestos a los del capitalismo neoliberal es más evidente que nunca, ya que mientras tanto hay quienes están adoptando decisiones que afectan a nuestras vidas, y lo hacen en función del interés de unos pocos y a expensas de la mayoría. En Hego Euskal Herria, con la aplicación del 155 sanitario, el Gobierno de Sánchez ha aprovechado la crisis del coronavirus para aplicar severas medidas de centralización, sacando a la calle al ejército español y ridiculizando el llamado autogobierno de la CAV y Nafarroa. Por otro lado, en Ipar Euskal Herria, el Gobierno de Macron ha reaccionado muy tarde y una vez mas hemos carecido de los mecanismos necesarios para actuar como pueblo.

Ante el agotamiento del sistema capitalista y las consecuencias dramáticas de las múltiples crisis provocadas por el mismo, Euskal Herria, hoy por hoy, no puede decidir cómo salir de esta crisis sanitaria, humanitaria y económica. No podemos decidir qué estrategias aplicar en el futuro para dar una respuesta lo más eficaz y justa posible a las nuevas crisis; ni para construir una sociedad que ponga en el centro la vida y su cuidado frente a la privatización y la precarización; ni para garantizar una vida digna y libre para todos la ciudadanía. No podemos, porque no somos independientes, porque no tenemos Estado. Así pues, que el Aberri Eguna sirva para reivindicar en voz alta la necesidad de un estado propio.

Que el Aberri Eguna sirva también para recordar a los que peor lo están pasando. Ahora son muchas más las personas que tienen serias dificultades para llegar a fin de mes, ya sean desempleadas, autónomas, asalariadas o trabajadoras precarizadas. Junto a ello, recordemos a los cientos de personas que están haciendo frente a la enfermedad, a sus familiares y a los profesionales que ponen en peligro su vida. Aunque estemos encerradas en nuestras casas, nos conmueve profundamente el solo hecho de pensar en las diferentes situaciones dramáticas que están sucediendo: casos de mujeres y niños confinados con el agresor, presos políticos que no pueden recibir visitas... Para todas esas personas, un abrazo.

Lo hemos dicho muchas veces: no queremos construir una república vasca sólo para cambiar de bandera. Queremos un estado propio para construir un modelo social y económico justo, una democracia real, una despatriarcalización de todos los ámbitos de la sociedad y una igualdad plena entre hombres y mujeres; una república socialista y feminista.

Por todo ello, nos sumamos a la convocatoria de Aberri Eguna promovida por la iniciativa Euskal Herria Batera. Animamos a participar en el mosáico fotográfico masivo que han organizado y a colgar de nuestros balcones y ventanas tanto ikurriñas como banderas navarras, si se quiere con crespón negro. ¡Vamos a mostrar que aquí hay un pueblo, solidario, generoso, digno, autosuficiente, que quiere ser dueño de sí mismo que tenga relaciones de solidaridad con los demás pueblos del mundo y contribuya a la construcción de un mundo mejor!