En primer lugar, queremos felicitar al pueblo de Altsasu por la dignidad, valentía y altura de miras que ha mostrado a la hora de defender los derechos y libertades de todos y todas. El fascismo español pretendía provocar y humillar a sus habitantes y no ha conseguido otra cosa que fortalecer las ansias de libertad de nuestro pueblo.

Los y las altsasuarras han conseguido articular un cordón sanitario frente al desembarco de extremistas de corte neofascista. No han conseguido la foto que pretendían: Altsasu ha hecho frente al fascismo sin caer en provocaciones. Ni la Guardia Civil, ni partidos de extrema derecha venidos de fuera, podrán imponernos qué debemos ser o pensar.

Por último, queremos dirigirnos a todos esos sectores de la derecha española que pretenden utilizar Navarra para sacar rédito político más allá del Ebro. En Navarra tenemos muy presente las consecuencias del alzamiento fascista del 36. Sus herederos ideológicos deben saber que Navarra es y será dueña de su futuro. Al fascismo español se le han acabado los tiempos en los que campaba a sus anchas por nuestras tierras. Navarra y el conjunto de Euskal Herria harán frente hoy y siempre a todos aquellos sectores que pretenden imponer por la fuerza ideas homófobas, racistas, totalitarias y de uniformización española.

Para poder mejorar nuestros servicios, utilizamos cookies propias y de terceros, siendo ellas persitentes, que nos permiten obtener estadísticas de los usuarios. Si continua navegando consideremos que acepta su utilización.