La resolución del TEDH hecha pública esta mañana no ha paralizado la vulneración de derechos humanos denuncada, puesto que no ha entrado al fondo de la cuestión y la artimaña jurídica utilizada por el reino español no ha sido juzgada. Por ello, debemos seguir luchando en la misma dirección: es preciso trabajar a favor de los derechos de las personas presas, construyendo nuevos consensos, para que la excepcionalidad termine de una vez por todas.

La de hoy es una noticia preocupante, por no haber juzgado una artimaña jurídica que elaboró el reino español para vulnerar derechos. Asimismo, resulta paradójico que se den este tipo de resoluciones en un contexto en el que la la normativa europea ampara la política penitenciaria basada en los derechos humanos mientras el reino español, en sentido contrario, aplica una política de excepción basada en la venganza.

La situación de los presos, requiere, sobre todo una solución política. Los agentes deben acordar y establecer una hoja de ruta para dar con una solución segura. Ello tiene que ser parte de un proceso que nos conduzca a la excarcelación de todos los presos, porque no hay normalización ni paz con centenares de presos.

SORTU hará lo que esté en su mano para seguir en la misma línea de resolución. Tenemos que establecer amplios consensos a todos los niveles, ya sea en los pueblos, ya sea en las instituciones. Es posible tejer este tipo de acuerdos ante diversas vulneraciones de leyes (alejamiento, presos enfermos, 3/4 partes de la condena cumplida, mayores...), tal y como quedó demostrado en la manifestación del sábado en Donostia.

Para poder mejorar nuestros servicios, utilizamos cookies propias y de terceros, siendo ellas persitentes, que nos permiten obtener estadísticas de los usuarios. Si continua navegando consideremos que acepta su utilización.