Familiares de militantes abertzales fallecidos a lo largo de varias décadas han comparecido esta mañana para hablar de su sufrimiento. Miran esperanzados a la nueva era que se acaba de abrir y desean un futuro sin sufrimiento para este país. Por ello, apuestan por impulsar el nuevo ciclo político y han hecho un llamamiento para acudir el sábado a Miribilla.

En la comparecencia han participado familiares de trece personas muertas y han hablado en su nombre. El comunicado lo han leído Aitziber Ibaibarriaga, sobrina de Txabi Etxebarrieta, muerto hace 50 años, y Maite Rey, hermana de Xabier Rey, el último fallecido en el conflicto.

"Son nuestros familiares, aquéllos y aquéllas que una vez perdimos, quienes hoy nos han traído aquí. Hoy estamos aquí por ellos, por ellas, con el deseo de que la en esta nueva era logremos sanar el dolor y sean respetados los derechos de todas y todos. Hoy estamos aquí porque las queríamos, los queríamos. Todas nosotras vivimos ese amor con dolor. Pero tenemos derecho a vivir, también por aquellas personas que queríamos y queremos.

"No queremos alardear de sufrimiento, porque el sufrimiento no es nuestra característica, porque no queremos ser dueños exclusivos de ese sentimiento de dolor. Tampoco queremos callarnos, sino decir alto y claro que también nosotras hemos sufrido, que el dolor nos acompaña. Y es que quieren silenciar nuestro sufrimiento, tampoco reconocen que nos han hecho sufrir y nos hacen sufrir. No, no lo reconocen. Es el sufrimiento el que nos ha unido en muchos casos. También hoy, porque nos necesitamos mutuamente para curar nuestras heridas. Y todavía hay mucho que curar.

"Este pueblo acarrea durante largas décadas una enorme carga de sufrimiento, en diferentes casas, familias, círculos de amistades y barrios. La carga de ese sufrimiento aumenta cuando no es reconocida, y no queremos un futuro cargado de sufrimiento para este pueblo, para las generaciones venideras. Hoy también estamos aquí porque nos une el deseo de un futuro mejor.

"Sin embargo, no tenemos ninguna intención de olvidar el pasado, porque es nuestro. De todas formas queremos caminar hacia el futuro. Este pueblo ya ha dado pasos que, tras terminar con toda una trayectoria política, avanzan para impulsar un nuevo ciclo. Nos espera, pues, el futuro. Nuestros allegados y allegadas, a los que recordamos con tristeza, murieron soñando un futuro mejor. Hoy también estamos aquí porque soñamos sus sueños.


"No queremos sufrir más; no queremos que nadie más sufra en nuestro pueblo; creemos Creemos que la inmensa mayoría las gentes de este país no quiere que nadie más sufra.

"Desgraciadamente, a día de hoy no hay garantías para que deje de haber nuevas muertes, como recientemente lo hemos constatado. Esperamos que Xabier Rey sea el último muerto de este conflicto. Todas nosotras y nosotros nos mostramos dispuestas a hacer todo lo que esté en nuestras manos para que no vuelva a ocurrir.

"Es por eso por lo que celebramos tanto los pasos que se han dado para lograr finalmente abrir una nueva etapa en esa dirección, como las intenciones de todas las personas uqe se han unido en ese sentido. Hoy estamos aquí también porque todo ello nos da esperanzas para alcanzar un futuro mejor.

"Teniendo en cuenta esa esperanza, este sábado, en Miribilla, entre todos y todas, intentaremos revivir los sueños y las ilusiones de nuestros seres queridos. Un estado vasco libre, justo y decente. Por que se lo merecen , por que nos lo merecemos y necesitamos.

"Nos merecemos un futuro mejor. Necesitamos un mundo mejor. ¡El sábado nos vemos en Miribilla!

Para poder mejorar nuestros servicios, utilizamos cookies propias y de terceros, siendo ellas persitentes, que nos permiten obtener estadísticas de los usuarios. Si continua navegando consideremos que acepta su utilización.