Son momentos de duelo. Esta vez, estamos afligidas y afligidos ante la muerte del preso político vasco Xabier Rey Urmeneta. Este también ha de ser un momento para la reflexión ya que la muerte de Antxo no ha sido natural.

Durante su detención sufrió crueles torturas. Fue alejado a mil kilómetros de casa. Fue aislado, en primer grado, obligado a permanecer 22 encerrado en la celda. Han alargado su tortura durante diez años.

Esta muerte tiene nombres y apellidos: la política penitenciaria de excepción y el Partido Popular. Xabier no se ha muerto; lo han matado.

Esta muerte podía haberse evitado. Antxo fue condenado a través de la autoinculpación obtenida bajo torturas. Por tanto, no debería estar en la cárcel.

Si no se hubiera mantenido esta política penitenciaria criminal, quizas Antxo hubiera estado en la calle. Como mínimo, saldría con permisos y en tercer grado. Y quizás no se hubiera visto obligado a hacer lo que ha hecho en un acto de desesperación.

Por todo ello, la izquierda abertzale exige la revisión de todas las condenas fundamentadas en inculpaciones bajo torturas. Es hora de acabar con la actual política penitenciaria y establecer una hoja de ruta para acabar con el alejamiento, el primer grado y todas las medidas de excepción. Y tiene que acabar definitivamente para, mediante la legislación ordinaria y la justicia transicional, buscar la excarcelación de los presos y presas, porque sin ello no hay solución.

La izquierda abertzale cree que se está tratando de imponer un relato de vencedores y vencidos, de justos e injustos, de buenos y malos. Sobre esas premisas no existe solución. Tratar de proyectar la idea de la derrota de una de las partes, de humillar, dificulta la solución. Por ello, hacemos un llamamiento a la responsabilidad: que no utilicen el ámbito de las víctimas para la confrontación política.

Además la izquierda abertzale ha exigido poder despedir a Antxo en paz y con dignidad. Pedimos al PP, al único que mantiene esta política criminal que, ya que no respetan a los vivos, al menos respeten a los muertos.

Hacemos un llamamiento a las movilizaciones convocadas en pueblos y barrios para esta tarde, especialmente la que tendrá lugar en el barrio San Juan de Iruñea.

Convocamos una manifestación nacional para este sábado, 10 de marzo, que partirá desde los cines Golem a las 17:00 horas.

Además, prevemos reunirnos con otros agentes (no con el PP) para realizar diferentes acciones conjunjtas tanto de manera institucional como social contra el alejamiento y la política penitenciaria.

Para poder mejorar nuestros servicios, utilizamos cookies propias y de terceros, siendo ellas persitentes, que nos permiten obtener estadísticas de los usuarios. Si continua navegando consideremos que acepta su utilización.